Cómo estructurar tu Web

¿Te has fijado cómo son las cajas de los puzzles? Normalmente aparece una imagen a todo color que te muestra cómo debe quedar tu puzzle una vez montado.

Ahora imagínate por un momento que tienes que resolver el rompecabezas sin esa imagen como referencia.

Tienes 5000 piezas de colores sobre la mesa y no sabes si tienes que montar una Mona Lisa o un cesto lleno de gatitos.

¡No sé cómo será el infierno, pero seguro que se parece mucho a esto!

Por desgracia, tu página web tampoco viene con manual de instrucciones, así que seguro que te estás encontrando con algún que otro problemilla:

  • Tienes demasiada información en la cabeza
  • No sabes por dónde empezar (ni por dónde acabar)
  • No eres capaz de identificar lo que es importante y lo que no

Vamos a ver si estas claves te ayudan a resolver el puzzle.

Página de Inicio

La Página de Inicio es el pilar básico de tu Web.

  • Es tu tarjeta de presentación, el primer contacto con tus clientes
  • Establece el tono y la personalidad de tu marca
  • Muestra lo que una visita se va a encontrar en el resto de tu web
  • Suele ser la página más indexada en Google

Por todo esto es importante prestarle la atención que se merece.

Cuando una persona visita tu Web por primera vez se pregunta:

  • ¿Qué hay aquí para mí?
  • ¿Qué pueden ofrecerme?
  • ¿Venden algo aquí?
  • ¿Este profesional es de confianza?
  • ¿Tiene buena reputación?

La empresa Hubspot, uno de los referentes de analítica web y marketing online, publicó un estudio para determinar cuál era el factor que más valoraban los usuarios en una Web.

El resultado no fue otro que éste:

QUE SEA FÁCIL ENCONTRAR LO QUE QUIERO

 

Como ves, la respuesta a la pregunta ¿Qué hay aquí para mí? debe responderse en primer lugar.

Y la respuesta a las demás preguntas las vamos a ir presentando poco a poco y de forma estratégica, gracias a la ayuda de los 7 Magníficos.

Te presento a los 7 Magníficos, los protagonistas que no pueden faltar en tu Página de Inicio:

  1. Propuesta de Valor / Mensaje de Marketing
  2. Mensaje de suscripción (captación de leads)
  3. Puntos de dolor de tu cliente ideal
  4. Agitación del problema
  5. Tu solución / Beneficios / Quién eres
  6. Objeciones, testimonios y garantías
  7. Llamada a la Acción

Estos 7 puntos forman la estructura básica de una Página de Inicio para cualquier Profesional del Desarrollo Personal y del Bienestar.

La estructura de tu Página debería incluir todos estos elementos, diferenciados tanto por el diseño como por diferentes niveles de textos (por bloques, con subtítulos, fondos de color, etc).

SOBRE MÍ

 La página “Sobre Mí” o “¿Quién Soy” es, según las estadísticas, una de las más visitadas de toda página web.

Nuestra curiosidad nos invita a descubrir quién está detrás de un proyecto online. Queremos saber qué persona es la que nos puede ayudar a solucionar nuestro problema o a conseguir nuestras metas.

Escribir un buen texto en la página “Sobre Mí” puede marcar la diferencia entre tú y tu competencia. Aprovecha para mostrar tu tono de voz, tu personalidad como marca y para reforzar tu mensaje de Marketing.

Los objetivos de esta página son:

  • Reforzar tu Propuesta de Valor
  • Humanizar tu marca
  • Generar confianza, cercanía y credibilidad
  • Contar tu historia de transformación para empatizar con tu audiencia
  • Captar leads (clientes potenciales)

Tu “Sobre Mí” es un lugar ideal para convencer a los usuarios de que han llegado a la Web indicada.

Es un espacio de para generar confianza con tu público objetivo, y filtrar a los usuarios que aterrizan en tu Web, pero no están realmente interesados en lo que ofreces.

También es una sección donde debemos diferenciarnos de la competencia. Y dejar claro qué es lo que nos hace distintos a los demás.

¿Qué usuarios leen tu página “Sobre Mí”?

 Existen tres clases de usuarios que aterrizan en tu página “Sobre mí”.

Vamos a verlo con detalle:

Nuevos Usuarios: son aquellos que han llegado a tu Web buscando algún concepto en un buscador o siguiendo algún enlace externo que apunte a alguno de tus contenidos.

Les ha gustado lo que han leído.

Y por eso quieren conocer un poco más de que va tu negocio y van a leer la sección “Sobre Mí”.

Usuarios habituales: han leído varios artículos de tu blog. Pueden ser suscriptores, o no. Pero tu marca les empieza a sonar porque han visitado tu página Web en varias ocasiones y ahora quieren ver quién eres.

Quieren saber también qué más ofreces en tu negocio para ellos.

Usuarios que quieren convertir: Son aquellos usuarios que visitan nuestro “Sobre Mí” para acabar de tomar su decisión. Quieren comprar nuestro curso, quieren contratar un servicio que ofrecemos, o quieren comprar nuestro e-book, pero necesitan un empujón final.

Y entran a leer para saber quiénes somos.

El contenido de nuestra página debe satisfacer a estos tres grupos de usuarios. Porque los tres perfiles tienen algo en común: quieren saber si han llegado al sitio indicado.

Por tanto, el propósito de tu negocio es lo primero que debe quedar claro en esta sección.

¿Qué elementos no pueden faltar en tu página “Sobre Mí”?

 Una fotografía de calidad

Aunque siempre defenderé el uso de las palabras para conectar emocionalmente con tu audiencia, nunca negaré que una buena foto es fundamental para generar confianza.

La imagen es el primer contacto visual con tus visitas. Escoge una fotografía que hable de ti, en la que se te vea relajado, relajada, y en la que cuentes una pequeña historia relacionada con tu negocio.

Aquí tienes que innovar, no seas uno más.

Piensa en tus valores, en tu misión. Muéstrate tal como eres.

Preséntate ante tu público con autenticidad y triunfarás. Piensa que este es el lugar perfecto para humanizar tu marca, para dar la cara y mostrarte sin miedos al mundo.

  • Título que capte la atención y despierte el interés

El título es el gancho principal de la página.

Después de la imagen principal, el título es el detonante que va a hacer que un usuario siga leyendo el texto o no.

Por tanto, un buen título tiene que motivar para seguir leyendo.

Investiga qué tipos de palabras utiliza tu público objetivo y úsalas en el título. Cuenta por qué haces lo que haces, cuál es tu objetivo.

El título puede contar cuál es el beneficio principal que ofreces a tu cliente ideal o puede transmitir tu propuesta de valor. Aquí no hay recetas mágicas, usa la lógica.

Intenta ponerte en la piel de tu cliente ideal y piensa qué frase captará su atención. Escribe un gran título que le motive a seguir leyendo más.

Escribe para animar al lector a tomar acción. En definitiva, para encontrar las palabras que te ayuden a vender tus servicios y productos.

Por lo general, es conveniente que los títulos empiecen con un verbo de acción y los acompañemos de un beneficio. Por tanto, también habría podido titular la sección con alguna de estas frases:

  • Vende más, domina el arte del copywriting
  • Aprende desde cero a escribir textos que venden
  • Escribe textos estratégicos que enamoren a tus clientes

En el título no se trata tanto de ser creativo como de ser efectivo.

Piensa en una frase con gancho que apele al beneficio principal que ofreces y tendrás una receta muy potente.

  • Habla de tu cliente y cuéntale cómo puedes ayudarle

Una vez más, repite tu mensaje de Marketing. Comunica a toda tu audiencia a quién ayudas, cómo lo haces y para qué lo haces.

Menciona el problema que solucionas con tu negocio y haz que el usuario se de cuenta por sí mismo que ha llegado a la Web correcta para solucionar sus problemas o conseguir sus objetivos.

Asegúrate de que tu público objetivo sepa que tú eres la persona (o negocio) que puede ayudarle.

Este es también un buen lugar para contar tu Misión, tus Valores y recordar tu Promesa.

Tras contar tu misión, pasa a resolver el “Cómo”. Explica cómo ayudas a solucionar los problemas de tus clientes.

  • ¿Qué métodos sigues?
  • ¿Cuáles son tus servicios?
  • ¿Cómo es trabajar contigo?

Explica de forma breve cómo ayudas a tus clientes y no te olvides de incluir un enlace para que el usuario siga averiguando más en tu página de servicios.

  • Tu historia (única y personal) de transformación

Cuando cuentas tu propia historia construyes un puente con tus posibles clientes y estableces una conexión emocional.

Tu historia es el relato de tu transformación.

Para que sea una historia persuasiva deberá haber un personaje (tú en este caso), un problema (conflicto), un “momento revelación” y un resultado final.

Recuerda que dependiendo de la humildad con la que la cuentes, de la honestidad, del sentido del humor, etc, conseguirás dejar una huella en tu audiencia.

5) Testimonios que cuenten los beneficios de trabajar contigo y prueba Social

Los testimonios y la prueba social son dos de las estrategias de persuasión que mejor funcionan.

Por este motivo no pueden faltar en la segunda página más importante de tu proyecto online.

Intenta que tus testimonios cuenten los beneficios y los resultados que han obtenido trabajando contigo.

  • ¿Has aparecido en Medios de Comunicación?
  • ¿Has escrito artículos de invitado en otros blogs?
  • ¿Tienes más de 2.000 suscriptores?
  • ¿Tu canal de Youtube cuenta con más de 5.000 seguidores?

Ha llegado el momento de compartirlo.

  • Comparte algunas curiosidades íntimas que quieras compartir

Y ahora sí… Ha llegado el momento de compartir algunas curiosidades tuyas que humanicen tu marca.

Aquí puedes contarle a todo el mundo que eres Sagitario, que te gustan los caballos y que prefieres una buena conversación con un amigo que ver una película en el sofá de casa.

Ten en cuenta que las personas somos curiosas por naturaleza, y esta parte, aunque no debe ocupar un lugar destacado de tu página, ayuda a que tu audiencia te perciba como alguien real.

Además, aquí puedes aprovechar para destacar algunos aspectos íntimos que crees que pueden conectar con los gustos, las ideas sobre el mundo o el lugar de residencia de tu cliente ideal.

  • Llamada a la Acción

Todas las páginas de tu Web deben incluir al final una llamada a la acción.

Y el “Sobre Mí” no es ninguna excepción.

Incluye un formulario de suscripción, por ejemplo, y un botón. O una llamada para que contacten contigo y soliciten una primera sesión gratuita.

 

“¿Te ha gustado mi historia? Entonces también te gustará descubrir cómo es trabajar conmigo”.

 

 Termina esta sección incitando al lector a la acción. Dile qué es lo que debe hacer ahora que ya está acabando de leer tu “Sobre Mí”. Porque si no lo hacemos, todo lo anterior no habrá servido para nada.

Establece un objetivo para esta página (que el usuario se suscriba a tu newsletter por ejemplo) y añade al menos una llamada a la acción para “convertir” al lector.

Enfoca tu “Sobre Mí” a tu cliente. Consigue que lo encuentre interesante y tendrás muchas más opciones de que el usuario que lo lea se convierta en cliente.

SERVICIOS

 En esta página debes describir tus servicios. Aquí lo más importante es hablar mucho de beneficios y un poco de características.

Cuenta cómo se va a sentir una persona si trabaja contigo. Cómo va a ser ese proceso.

El objetivo de esta página es filtrar a los clientes potenciales de los usuarios. Por tanto, vuelve a incidir en tu propuesta de valor y establece las condiciones que ofreces y exiges en tus servicios.

Y al final, plantea siempre una llamada a la acción:

  • Que realice un primer contacto para saber más
  • Que rellene un formulario
  • Que te llame a un teléfono
  • Que se apunte a un proceso de selección

Esta página es informativa. Una persona que tiene un determinado problema que tú resuelves con tus servicios debe sentirse aquí totalmente identificada.

De este modo entrará dentro de tu proceso de ventas.

Puedes también ofrecer, por ejemplo, una primera “sesión de valoración” o una “sesión de descubrimiento” gratis por video conferencia.

Esta es una buena estrategia para conseguir clientes, sobre todo si estás empezando.

En esta sesión gratuita básicamente escucharás los problemas que te cuenta la persona y le ofrecerás tu ayuda.

CONTACTO

Como profesional del desarrollo personal o del bienestar, una de las finalidades de tu Página Web es conseguir que posibles clientes contacten contigo.

Como ya sabes, las ventas se producen después de haber establecido una relación de confianza entre tú y un cliente potencial. El primer contacto directo suele ser a través del correo electrónico, ya que debes ofrecer siempre la posibilidad de que un usuario pueda mandarte un email directamente a tu bandeja de entrada.

La página de contacto te puede servir también para recibir posibles colaboraciones y propuestas de networking interesantes para el crecimiento de tu negocio y para potenciar tu marca personal.

Invita a los usuarios a que contacten contigo. Es el espacio clave en el que debes reforzar el proceso por el que ha pasado la visita que se encuentra a las puertas de contactar contigo.

Recuérdale que tú puedes ayudarle con lo que necesita. Y dale ese “empujoncito final” para que se decida.

Veamos cómo puedes escribir y estructurar tu Página de Contacto.

  • El diseño debe entrar por los ojos

Estás a punto de conseguir que alguien contacte contigo. Si la página de contacto no es atractiva, la impresión que se llevará el usuario no será muy positiva. Ten en cuenta, además, que un buen diseño comunica profesionalidad.

Puedes volver a incluir una foto tuya, diferente a la que has usado en la Página de Inicio y en el Sobre Mí. Una imagen que transmita confianza y que, una vez más, hable a favor de ti.

  • Titular y un breve texto para conectar con tu cliente ideal

El usuario que está a punto de contactar directamente contigo ya ha seguido un proceso dentro de tu Web.

Sabe que puedes ayudarle y está casi convencido.

No obstante, utiliza esta página para recordarle lo que puedes hacer por esta persona. Puedes reforzar tu mensaje de Marketing y animarle para que te contacte.

Para el titular puedes utilizar una pregunta del tipo:

  • ¿Necesitas ayuda?
  • ¿Qué puedo hacer por ti?
  • ¿Quieres mejorar / conseguir / lograr (beneficio principal que ofreces)?

Y en el texto vuelve a citar sutilmente los principales beneficios que puede conseguir un cliente cuando trabaja contigo.

  • Límites y condiciones

Informa al usuario de qué va a ocurrir después de que contacte contigo.

Puedes aclarar que responderás en un plazo máximo de 48 horas, por ejemplo.

Si es tu caso, también puedes establecer unos horarios para recibir llamadas a tu móvil o indicar la dirección física de tu consulta.

  • Un pequeño formulario de contacto

Inserta un pequeño formulario de contacto con un botón para poder enviarlo. Aquí también puedes dar a conocer tu número de teléfono, si así lo deseas, la dirección (si tienes un centro presencial) y toda la información que consideres relevante para la persona que quiera contactar contigo.

  • ¡Da las gracias!

No cuesta nada ser agradecido. Y el sentimiento que provocas en la otra persona es muy positivo.

Una vez el usuario haya clicado en el botón para enviar el formulario, agradécele la confianza mostrada.

La cortesía, la educación y el buen humor siempre funcionan en copywriting.

Antonio Bonilla

 

puzzle-peque
¿Te llamamos?
Estaremos encantado de resolver todas tus dudas